Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

Mundo Eva

Nuestro sistema inmunológico PDF Imprimir Correo electrónico

¿Cómo se fortalece? ¿Por qué se debilita? ¿Cómo hacer para evitar las enfermedades de esta época del año? La respuesta es sencilla, parece estar en un estilo de vida sana

En los últimos años, los consultorios se desbordan con consultas al médico con cuadros de bronquiolitis en niños menores de 2 años, como también consultas por gripe, conjuntivitis, gastritis, asma, alergias, estrés… ¿Qué nos está pasando? ¿Estamos más enfermos que antes? ¿O será que es el mundo lo que nos hace mal? La respuesta está en dos palabras: SISTEMA INMONOLOGICO, el mecanismo de defensa que tiene nuestro cuerpo para protegernos de virus y bacterias, y que, por diversos motivos, parece haberse debilitado.
Para saber cuál es el motivo por el que cada vez escuchamos a más gente quejarse de dolencias, consultamos a infectólogos, inmunólogos, nutricionistas y patólogos. En todos los casos, la respuesta fue la misma: la vorágine actual atenta contra la vida sana, y esto repercute tanto en la alimentación como en la actividad física y el bienestar emocional.

Alimentos que dañan, alimentos que curan

¿Qué es una alimentación saludable?
Es aquella que satisface las necesidades energéticas y nutritivas de cada individuo, según su etapa vital. Debe aportar energía en la forma de hidratos de carbono, proteínas, grasa y cubrir la recomendación de vitaminas y minerales que, si bien son requeridos en pequeñas cantidades, resulta vital para el normal funcionamiento del organismo

Alimentación para un sistema inmunológico en óptimo estado

Lácteos: 3º 4 porciones diarias (una porción equivalente a una taza de leche o 50 grs de queso). La leche y sus derivados aportan calcio y proteínas de origen animal.

Carnes y legumbres: 2 a 4 porciones diarias (una porción equivale 150 gramos de carne). Los cortes magros de carne vacuna, ave, pescado y cerdo  aportan proteínas de origen animal.
Aclaración: El hierro de origen animal es absorbido en un 100% por el cuerpo, mientras que el de origen vegetal se absorbe poco.

Vegetales y frutas: Al menos 5 porciones diarias (3 tazas de vegetales y 2 de frutas, por ejemplo). Aportan las vitaminas y los minerales necesarios para el buen funcionamiento de las células.
Se recomienda ingerir vegetales y frutas de diferentes colores para abarcar la cuota básica de todos los micronutrientes necesarios.

Cuerpos grasos: 1 a 2 porciones diarias (una porción equivale a una cucharada de aceite). Aportan ácidos grasos esenciales en al absorción de vitaminas como la A, D, y K

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

enlaces

Statcounter

Joomla Templates by JoomlaVision.com