Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

Mundo Eva

El cuero subió más de 80% en un año e impactó en los precios del invierno PDF Imprimir Correo electrónico

El cuero subió más de 80% en un año e impactó en los precios del invierno

El cuero es uno de los ítems de moda y esta temporada de invierno promete ser protagonista. Pero no todos van a poder formar parte de esta tendencia, a raíz de los aumentos que sufrió este último año.

Las marcas de ropa proponen distintas prendas hechas a base de cuero como camperas, botas, carteras, polleras, pantalones, chalecos: de todo. Pero no importa la cantidad que se use para su producción, hasta para adquirir el más mínimo short en un local de marca, hay que desembolsar como mínimo unos $500.

Desde el sector se habla de un aumento de un piso de un 40% hasta un 85% de la materia prima con respecto al mismo período del año pasado. “Hay distintos tipos de cuero, pero un cuero promedio, que sería el cuero ‘flor’, que es el más utilizado en la industria del calzado, paso de 70 a 130 pesos”, señaló Abdo Mrad, dueño de Suha, firma de zapatos que comercializa en todo el país y cuenta con dos locales en Palermo.

Las razones del aumento son varias. “Subieron las materias primas, en el mundo se exportó mas y la demanda de cuero fue mayor. Además, las curtiembres sufrieron muchas presiones de sindicatos por subas de salarios y lo consiguieron”, aseguró Martín Barg, uno de los dueños de la firma de calzados La Cofradía, que tiene su local en Palermo.

Y agregó: “El factor mas determinante de la suba fue que se venía de un precio del kilo vivo muy bajo y con el agregado de la sequía del 2009, mucha gente liquidaba su ganado por lo que le daban, ya que en muchas zonas como en el sur de la provincia de Buenos Aires se morían los animales por no tener donde pastear. Por todo esto había mucha faena, mucha oferta de carne y de cuero, y el precio se mantenía”.

Además, Barg explicó que la vaca volvió a ser negocio por la suba de precios, por lo que la gente “va engordando su ganado y al faenarse menos, hay menos oferta de carne y de cuero, por lo cual el precio sube”.

Es que el negocio del cuero vacuno va totalmente ligado al de la carne, es un subproducto. La disponibilidad de este insumo depende directamente de la dinámica del mercado de la carne.

“El incremento en el precio del cuero se debe a que el stock de ganado se vio disminuido drásticamente. Se estima que en tres años se va a estabilizar la producción bovina con la consecuente estabilización del precio del cuero. Básicamente, el incremento resulta de una ecuación entre el stock bovino y el precio de la carne”, aclaró Mrad.

Por su parte, Gustavo Manfré, dueño de la firma Huija, coincidió en que si bien hubo ajustes salariales en el sector de curtidores de cuero, los aumentos de la materia prima son constantes. “Últimamente, el cuero siempre sube, porque hay menos vacas, porque sube el dólar, por recomposiciones salariales, en fin, ya es difícil encontrarle una causa a los aumentos, puede que sean varias”.

Los precios afectados por la suba

Naturalmente, el precio del cuero impactó en los precios de las prendas compuestas por esta materia prima. En el shopping, un short parte de los $500, las camperas desde los $1.200 hasta los $2.500, una minifalda cuesta unos $900 y un pantalón con cuero en el frente y algodón en la parte de atrás ronda los $1.200.

En lo que respecta al calzado, tanto en zapatos como en botas también se usa cuero en el interior, en la capellada, en el forro y en la plantilla, lo que implica más costos, aunque para economizar, algunas marcas lo reemplazan por otros materiales.

Manfré también recordó que el invierno es una época donde se demanda más cuero. “Una bota caña alta lleva un metro de cuero, en verano de un metro pueden salir seis pares de una sandalia por citar un caso”, explicó.

“La suba afectó en el costo de una prenda notablemente. Compensamos la suba perdiendo bastante utilidad y trabajando mucho más en darle a las prendas valor agregado en el diseño para no perder competitividad. Lo más difícil son los artículos de cuero que exportamos donde sí hay una suba excesiva en dólares que nuestro cliente del exterior no lo justifica”, señaló Barg.

Cuero made in Argentina

La fama que alcanzó el cuero local hizo que se volviera una insignia del país. Muchos turistas extranjeros llega al país y por lo bajo preguntan en los hoteles dónde conseguir verdadero cuero argentino, por su relación precio calidad.

“La curtiembre en Argentina es vista con buenos ojos porque tiene una industria que sabe mucho de procesos, con un ‘know how’ que dejaron inmigrantes italianos en su mayoría. Creo que logran ese ‘toque muy soft’, creo que con las manos es donde más se puede apreciar la suavidad y calidad de procesos”, contó Mafré.

Recientemente, el fabricante cerró un acuerdo con las reconocidas tiendas norteamericanas Urban Outtfiters y Anthropologie en la que, según relató Manfré, los compradores prefirieron pagar un 25% más por los zapatos hechos aquí con cueros nacionales que el mismo zapato confeccionado en China con cueros chinos.

En ese mismo sentido, Barg detalló que son varios los países interesados en los cueros locales y es en latinoamérica donde mejor fama tienen. “Aquí se trabaja bastante bien en hacer artículos muchas veces novedosos con distintos procesos postcurtido tanto con los cueros de vestimenta como en marroquinería. Aunque muchas veces esa fama no alcanza para poder competir con el mundo cuando las subas de precios son tan vertiginosas”, concluyó.

Para Manfré lo que resta es fabricar en torno a la creatividad para ver de qué manera se amortigua el impacto o se trasladan los aumentos y así afectar lo menos posible a los precios, para no perjudicar la venta, “en muchas oportunidades resignando rentabilidad”.

Authors: Infobae.com

 

Escribir un comentario


enlaces

Statcounter

Joomla Templates by JoomlaVision.com