Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

Mundo Eva

Look de casamientos: ¿Cómo hay que vestirse? PDF Imprimir Correo electrónico
Look de casamientos: ¿Cómo hay que vestirse?

Estar In te acerca  una guía para interpretar el protocolo de los distintos casamientos. Los mejores colores y modelos a lucir en cada ocasión. Los sí y los no para una boda de día

Por: Constanza Crotto

Mujeres que brillan como espejos, escotadas hasta el ombligo, que se suben a eternos tacos agujas para un sencillo casamiento en la playa o caballeros que, en su afán de ser los más cancheros, apuestan a dupla “traje/zapatillas” o a la corbata del ratón Mickey en la fiesta más formal.

 Cometer un error de vestuario y desentonar con el resto de los invitados es más que común en los días que corren, cuando cada vez son más los que eligen dar el “sí quiero” al mediodía o a la tarde, en escenarios como la playa, el campo e incluso en el medio de la montaña

Cada encuentro social tiene su clave y saber leer las pistas que da el anfitrión es más que importante para no pecar por exceso o por demasiada sencillez. Porque pocas son peores que escotarse llenarse de piedras preciosas cuando abundan las recatadas o de calzarse las ojotas cuando nadie sale del clásico mocasín.

 A la hora de elegir el conjunto para una boda habrá que tener en cuenta varios factores como el horario de la fiesta, el sitio donde se realizará, la cantidad de invitados e incluso la personalidad de los novios.

Al mediodía o a la tarde

Los casamientos de día suelen ser al aire libre a fin o a principio de año, cuando el sol y el calor siguen siendo los protagonistas de las largas jornadas. Si bien todo depende de cómo se vistan los novios (hay algunos que se casan como hippies, otros que evitarán trajes y vestidos largos y hasta existen quienes dan el sí con sencillos jeans), hay ciertas “normas” que pueden ser de gran utilidad.

Si la fiesta es en un salón, la temperatura no estará librada al azar ya que seguramente el lugar estará acondicionado para que todo salga a la perfección. Pero si la ceremonia o la recepción son al aire libre las cosas cambian, especialmente para las mujeres, que deberán llevarse un saco o chal para no pasar la velada tiritando por culpa de una ola polar que Servicio Meteorológico no supo anticipar.

Las damas tendrán negarse a los vestidos demasiado glamorosos: es mejor guardalos para la noche si no quieren desentonar con el resto de los invitados.

 Para las fiestas al mediodía son ideales los vestidos o polleras cortas o por la rodilla, en colores claros (sin caer en el blanco, que es único y exclusivamente para la novia), más precisamente, tonos pasteles. Pueden ser floreados, con estampados suaves y texturas mórbidas, frescas, suaves, con movimiento, ni rígidas ni duras.

 Si es posible evitar los vestidos negros, las lentejuelas, plumas y brillos, mucho más apropiados para las veladas nocturnas.

 En las bodas de media tarde podremos hacer una pequeña concesión y añadirle al outfit un accesorio con  brillo, con el objetivo de dotar de glamour al vestido elegido.

Los pantalones se pueden aceptar, pero no pueden ser los de “la oficina”. Tienen que tener un corte y una tela diferente y tampoco pueden ser de noche, ni negros.

 El maquillaje también tendrá que ser natural y poco llamativo y es preferible dejar de lado sombras excesivamente brillantes y labiales demasiado estridentes. Se debe maquillar a la luz del día o lo mas parecido posible a la luz que habrá en la fiesta

Con el peinado se debe seguir la misma línea: poco brillo, nada de gel ni spray, alguna flor o tocado natural con el pelo lacio o levemente ondulado.

 Si el casamiento es en la playa, la ceremonia seguramente será sobre la arena. Por lo tanto, hay que tener cuidado con el largo del vestido, que puede tocar el agua. El taco también es bastante polémico: son preferibles las plataformas a los clásicos “aguja”, que terminan hundiéndose en la arena. En los eventos playeros, la clave está en lookearse con un estilo natural y fresco.

En el caso de los hombres la tarea es mucho más fácil. Si el novio va de jaquet o traje, los invitados tendrán que acompañarlo con un traje formal. Como es de día, lo mejor es un traje de colores gris medio o claro. Si no tiene, puede usar el traje oscuro con una corbata colorida, de flores o rayas.

 Una alternativa más casual consiste en un saco sport de lino con un pantalón azul o gris y una camisa que no tenga cuello para llevar corbata.

 Boda a puro glamour

Cuando el casamiento es de noche, el abanico de opciones para adornar nuestros cuerpos es mucho más amplio. Los hombres tendrán que lucir un traje negro o azul oscuro, que son los más aptos para eventos formales.

La camisa tendrá que ser blanca, con cubrebotones o puños con gemelos, de plata, lisos o con algún monograma o de oro blanco o amarillo, si el evento lo amerita.

 La corbata es el accesorio con el que el hombre cuenta para aportarle personalidad al look. Las más adecuadas son las de seda natural. Las lisas son la alternativa para los más formales, que barajan colores pasteles, grises, azul o colorado. También hay lugar para las estampas: rayas o flores discretas, en tonos suaves.

Los zapatos y el cinturón tendrán que ser negros, el color de noche por excelencia. Un acordonado liso o un escarpín cerrado, con hebilla al costado son lo mejor para los casamientos de noche. El marrón tendrá que descartarse ya que dista de ser elegante.

En tanto, las medias también deberán estar combinadas. Cuanto más importante es la ocasión, tienen que ser más oscuras y finas deben ser. Las de traje deben ser siempre más oscuras que el pantalón o la corbata pero nunca más que el zapato.

Las mujeres pueden elegir el modelo que más les favorece. Los vestidos pueden ser cortos, por la rodilla o largos hasta el piso: lo importante es siempre mantener la elegancia.

 Si usan un modelito corto con sandalias, lo mejor es evitar las medias de lycra. Pero si las panties son imprescindibles habrá que usar las que no tienen puntera, especiales para usar con zapatos abiertos.

Cuanto más formal es el evento y el atuendo, más fina y traslúcida será la media. Las mejores para una velada nocturna son las de color piel ya que, cuanto más gruesa y opaca es, más informalidad le aporta al conjunto.

 Elegir tacos es casi una obligación porque estilizan la figura de la mujer y aportan elegancia al look. Y los accesorios son las armas más poderosas para adornar cualquier vestido: un collar importante puede levantar cualquier vestido, por más simple que sea.

Los hay de todo tipo, tamaño y color: aros largos para disimular caras redondas, cortos para caras alargadas, collares de colores, dorados o plateados para darle brillo al outfit, cadenas para usar como pulseras o gargantillas, carteras o sobres para aportar el toque chic, pashminas para dotarlo de aires hippies y hasta chales para abrigar durante la comida.

En peinado casi todo está aceptado. La única condición es esté acorde al escote y estilo del vestido y que cumpla la función de enmarcar la cara sin ocultar ni afear los rasgos. Se pueden hacer desde recogidos tirantes, con estilo “rockero”, algo más romántico y rígido, trenzas, ondas o simplemente el pelo lacio, con algún tocado de plumas, piedras o flores.

El make up puede ser intenso si el vestido no es demasiado recargado. Es importante evitar un acabado nacarado y brilloso porque en las fotos no sale muy bien. Por las dudas, optar por una máscara de pestañas waterproof, ideal para las que tienden a emocionarse.

“Black tie” o rigurosa etiqueta

Cuando la invitación dice “Black tie”, “Smoking” o “Rigurosa Etiqueta”, el casamiento es de gala, muy elegante y la consigna es clara: hay que tirarse el ropero encima, cuidando los detalles para que nada falte ni sobre.

En este tipo de eventos, los caballeros tendrán que alquilarse un smoking tradicional, que acompañará con accesorios como moño y faja de seda natural de color negro.

Las mujeres no se quedan atrás y deberán sacar a relucir las joyas heredadas de la abuela. Lo ideal es ir al mejor estilo, alfombra roja, con un vestido largo, la prenda de mayor etiqueta en el vestuario femenino

Aunque el vestido tape las piernas, las medias y los zapatos de taco alto son casi obligatorios. En accesorios, menos es más. Eso sí, tienen que ser pocos para no recargarlo demasiado pero bueno, de calidad y si es posible, auténticos. Porque, como asegura el refrán, no hay una segunda oportunidad para una buena primera impresión”.

Authors: Infobae.com

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

enlaces

Statcounter

Joomla Templates by JoomlaVision.com